GRABADOS CENTENARIOS

En este post os vamos a mostrar unos grabados de un siglo de antigüedad que tuvimos que restaurar. Se encontraban en mal estado debido a un ataque de xilófagos que estaban en la trasera de madera y que, de ahí, pasaron al papel que les sirvió como alimento.


Además, los grabados, tenían hongos; unas manchas amarillas producidas por la exposición a un exceso de humedad y a una temperatura superior a los 22 grados.
La humedad también hizo que el papel sufriera importantes ondulaciones.


Para hacer los injertos del papel colocamos la obra en una mesa de luz y, con papel japonés con los cantos desflecados, fuimos cortando a la forma del propio agujero.


Los hongos se desinfectaron con timol gaseoso y los abultamientos se fueron asentando a base de humedad y calor.

Os mostramos unas fotos.