restauración de un cuadro al óleo muy deteriorado

Hoy vamos a comentar la restauración de un cuadro que fué rescatado de los almacenes del Ayuntamiento de Carrión de los Condes y se encontraba en un estado lamentable. Se trata de una pintura al óleo y de autor desconocido, pero con una técnica y destreza de calidad. Por el tipo de lienzo empleado, realizado con telar manual, podemos situarlo sobre el siglo XVII – XVIII.

En un primer examen visual, se aprecia que el bastidor está desprendido , por lo que la tela ha tomado malformaciones, como cazoletas y abultamientos, numerosos rotos por golpes , chorretones de pintura y yesos ,craquelados además de gran suciedad superficial y barniz oxidado

Imagen del cuadro en origen

detalle de uno de los rotos del lienzo

A pesar del mal estado , no fué necesario el reentelado, puesto que la tela estaba rota pero sólida , así que se optó por la colocación de parches y bordes.

Se limpió la superficie,  con los disolventes y fórmulas adecuadas para la eliminación del barniz oxidado, que oscurecía el colorido de la policromía original.

Las lagunas  se estucaron adecuadamente y se reintegraron con veladuras de acuarela. Los abultamientos y deformaciones se eliminaron por medio de calor y pesos.

fase de estucado de lagunas

Con los bordes nuevos ya colocados en los cuatro lados, se tensó  bien y se colocó en el nuevo bastidor. Por último , se le aplicó un barniz final para proteger la capa pictórica de los agentes externos

Resultado final de la restauración

 

UNA RESTAURACIÓN MUY ESPECIAL

En este post os voy a hablar de un cuadro que restauré hace tiempo y que me supuso un gran reto, ya que la mujer que me lo encargó es la niña que se ve en la imagen y el retrato lo pintó su padre.

IMG_1795

El valor sentimental estaba presente en la obra y yo debía restaurarlo con mucha precisión.

Este cuadro había sufrido los efectos de una inundación y, por tanto, la pintura había perdido mucha adherencia. La tela tenía unos desgastados que, a través de la luz, se podía apreciar su transparencia.

IMG_1787

La única solución era un reentelado, es decir, adherir una nueva tela por el reverso para dar la consistencia necesaria.

Se trata de un proceso bastante complejo, ya que hay que tener en cuenta que la nueva tela de lino no sea más densa que la original; para ello debemos contar los hilos de la urdimbre y los de la trama, que no deben superar en número a los de la tela del cuadro.

IMG_1791IMG_1790

Como adhesivo utilicé una cola sintética especial para este tipo de restauraciones, completamente reversible para, en caso de arrepentimiento o corrección, se pueda eliminar con facilidad.

Todo este proceso lo desarrollé protegiendo la pintura con papel japonés.

Una vez realizado el reentelado lo coloqué en el nuevo bastidor.

El resultado lo podéis apreciar en las fotos.

IMG_1792

 

Restauración de un retablo

En el año 1988 comencé mi primera participación en un gran proyecto.

Durante doce meses me dediqué a la restauración del Retablo Mayor de la iglesia de los Santos Facundo y Primitivo en Cisneros (Palencia)

Esta iglesia se caracteriza por sus artesonados mudéjares y por el Retablo Mayor de la escuela de Berruguete.

retablo-mayor-de-cisneros

Dicho retablo se compone de tres planos distribuidos en tres calles cada uno y tres cuerpos, lo que da un total de veintitrés tablas. Además de seis esculturas exentas y tres grupos escultóricos.

Realizado en el siglo XVI en estilos renacentista con influencias flamencas e italianizantes se desconoce su autoría

La iconografía del retablo representa un ciclo de vida de Jesucristo: desde la Anunciación hasta su crucifixión y posterior resurrección.

El proceso llevado a cabo fue el siguiente:

Primero se desmontó el retablo para su posterior traslado.

Debido al ataque de microorganismos que en algunas zonas fue irrecuperable, se consolidaron las fibras leñosas.

retablo-cisneros-detalle-2

Después se procedió a la desinfectación contra xilófagos.

También se consolidaron las policromías, tanto de las tablas como de las esculturas y la de los dorados al agua de los doseles.

retablo-cisneros-detalle-3

Posteriormente se limpiaron las zonas sucias y las deposiciones de insectos.

Se eliminaron los barnices envejecidos y se estucaron las pérdidas de color.

Fue necesario rehacer las pérdidas de volúmenes e incluso la talla de numerosos doseles desaparecidos.

retablo-cisneros-detalle-1

Se reintegraron las capas pictóricas perdidas por el paso del tiempo, la humedad y los movimientos de contracción y dilatación.

Se realizó el estucado, la aplicación del bol, el dorado y bruñido de los doseles repuestos.

Se procedió a la protección final para terminar colocando el nuevo esqueleto donde se sienta el retablo.

Fue un proyecto laborioso pero muy satisfactorio.

retablo-mayor-de-cisneros-1