UNA BUTACA QUE RESISTE AL TIEMPO

En este post os queremos mostrar una butaca que necesitaba ser restaurada.
La clienta que nos solicitó el trabajo la tenía un especial cariño ya que pertenecía a su abuela, por lo tanto, debíamos ponerle un máximo cuidado.

cc
Lo primero que hicimos fue quitar la tapicería para desinfectarla bien, porque estaba muy afectada por la carcoma.

cc2
Después hubo que recomponer el brazo de la madera que le faltaba y ajustar el respaldo que estaba suelto.

cc1
Las ruedecillas doradas de las patas delanteras necesitaban un pulido para recobrar su aspecto original.
Elegimos un estampado neutro y combinable para que fuese fácil colocarla en cualquier lugar de la vivienda.

cc3
Finalmente se barnizó a muñequilla.
En las fotos podéis ver el resultado.