TECHO CON EFECTO TRAMPANTOJO

El trampantojo es una técnica pictórica que juega con la perspectiva, las sombras y diferentes efectos ópticos para fingir una realidad o para engañar al ojo.
Puede ser utilizada tanto en el interior como en el exterior; tanto con muebles como en paredes.
En los siglos XVII y XVIII fue un género muy recurrente tanto en murales, techos o muebles, sobre todo escritorios, donde en los tableros de las mesas se podían observar naipes o cualquier otro objeto.
En estas imágenes que os mostramos, Juanma ha pintado en blanco y negro un cielo, mostrando la fuerza de la naturaleza.

557983_514872865222924_376530203_n10608663_786900784686796_3504613594338841643_o
Como se puede apreciar el trampantojo, en este caso tiene efectos biselados.

20130226785

TÉCNICA DE EFECTO A PIEDRA

Juanma nos muestra en este video la técnica de efecto a piedra que ya los romanos utilizaban empleando morteros a base de cal.
Actualmente, existen gran variedad de materiales, tanto para exteriores como para interiores para realizar esta técnica.
Una vez aplicado el material y, en un punto de fraguado concreto, se realizan los despieces y se crean las texturas que, en el caso del video, son de piedra arenisca de sillería.
Para terminar se le aplican aguadas de color simulando unas vetas.
Si se trata de una pared en el exterior, se protegerá con hidrofugante.

MURAL EN MILÁN

Visitar la ciudad de Milán siempre es un placer, aunque vayas por trabajo como fui yo, la primera vez en el año 2008.
En esta preciosa ciudad del norte de Italia, se encuentra la Taberna Vasca Jai Alai, regentada por tres amigos que, hace años, decidieron abrir un local de hostelería donde poder servir platos de la gastronomía vasca.
Ellos eran pelotaris y, para la decoración de su negocio, deseaban un mural que hiciera referencia a su profesión cuando vivían en Euskadi.
Me encargaron este mural y, tras pensar cómo pintarlo, decidí dibujar tres pelotaris en diferentes posturas en movimiento, recogiendo con la cesta materia rebotada por una ola de fantasía; creando, así, una sensación diferente y de libre interpretación.
El mural, pintado sobre una pared de 5,40m de anchura y 2,20m de altura, lo realicé con óleo y toques de pan de oro y, prácticamente, monocromo.
Después de tres días el mural quedó terminado, así que los otros tres días de mi estancia en Milán los dediqué a disfrutar de unas magníficas excursiones por lugares como el Lago de Como o la ciudad de Verona.

Este es el boceto

20130303825_1